Veneno

Veneno

Este relato forma parte de las leyendas españolas cortas. A Manuel no le gustaba nada la idea de herir animales, pero se unió a la cacería para conseguir aprobación del padre de su novia. Se quedaba atrás para no tener que disparar, y “corrió con suerte”, aunque no de buena forma; tras una fuerte presión en su pierna, cayó al suelo, emitiendo apenas un tímido quejido, suficiente para que lo escuchara el más cercano de sus compañeros.

Con la vista borrosa, distinguía que todos movían sus bocas, pero no escuchaba un solo sonido, hizo el mayor esfuerzo para responder, sin embargo solo tuvo fuerza para cerrar los ojos. Despertó horas después en el hospital, donde le informaron que había aplicado antídotos para las víboras conocidas de la región, sin buenos resultados, porque su pierna seguía consumiéndose. Le obligaron a recordar algún detalle con el que pudieran identificar a su agresora, pero aun diciendo todo lo que sabía, no sirvió de mucho, decidieron cortarle la pierna por su bienestar. Medida que por supuesto, no estaba dispuesto a aceptar y tan pronto pudo, huyó de ahí.

Caminado con dificultad, ocultándose en los callejones oscuros, se detenía en momentos, para callar sus gritos contra alguna pared, mientras el ardor del veneno parecía invadir todo su cuerpo, inmovilizando sus extremidades, sin permitirle dar un paso más. Pronto se unieron mareos a sus padecimientos y una sensación de hormigueo en el estómago, que en momentos generaba vacío y contracciones, obligándolo a volver todo su contenido.

Ante tanto dolor experimentado, se mordía desesperadamente las manos, y los labios hasta que los hizo sangrar… en ese instante sus males acabaron, sentía cada milímetro que la tibia sangre recorría hasta llegar a su estómago, para ahí expandirse en una explosión de saciedad que no conocía, sin embargo tal gozo solo duraba unos segundos y quería más, mucho más de lo que podía obtener de sí mismo…

Cobijado por la oscuridad, esperaba al primero que pasara para drenar el vital líquido de su cuerpo, y entregarse a ese frenesí que embriagaba sus sentidos… ahí venia el pobre incauto, caminando distraído con la mirada hundida en el celular, y los audífonos puestos, no lo vio venir, muchos menos lo escuchó, solo sintió un golpe en las corvas que lo llevó hasta el suelo y después una fuerte mordida antes de quedar sin conocimiento.

Tirado ahí, Manuel succionaba afanosamente, entre sonrisas y gemidos de placer… viendo descender frente a él, un hombre vestido completamente de negro, no se separó aun del cuerpo, que le estaba sirviendo de alimento. No hasta que el hombre le dio la bienvenida al mundo de los vampiros, una vez comprobada su capacidad para formar parte del grupo.

Tren al Infierno

historias de terror Tren al Infierno

Dos ladrones que huían de la Policía llegaron hasta la estación de metro. Entre los tiroteos y gritos la máquina emprendió su marcha, escapando dentro de ella los ladrones. Era de noche así que en el vagón sólo había dos personas más, una de ellas era un mugriento mendigo encapuchado, que se tambaleaba gracias a una gran borrachera, y atesoraba entre sus manos una bolsa de papel con la que protegía una botella de licor. La otra apersona era un hombre que parecía abogado, llevaba un impecable traje.

Sintiéndose tranquilos de haber escapado temporalmente planeaban que hacer en la siguiente estación ya que seguramente la policía los esperaba. Cuando se acercaban a la estación para sorpresa de los ladrones, el tren no se detuvo, por el contrario aumentó su velocidad. Pensando que eran dirigidos a otro lugar donde la policía pudiera atraparlos con mayor facilidad, fueron en busca del maquinista para obligarlo a detenerse, pero las puertas parecían selladas, ni aun disparando podían abrirlas. LEER HISTORIA COMPLETA AQUI

La Mansión Rose Hall en Jamaica

leyendas de terror Rose Hall

La mansión Rose Hall fue construida por el rico terrateniente John Palmer, en el siglo XIX, en Jamaica. Es muy conocida por su larga historia de hechos de sangre y horror. Hoy es una de las casas embrujadas más famosas del mundo por las apariciones fantasmales.

John Palmer se casó con Annie Mae Patterson en 1820, quien lo acuchilló hasta matarlo. Después asesinó a dos maridos mas, el segundo fue envenenado, el tercero, estrangulado. Siguiendo las órdenes de Annie, algunos esclavos sacaron los cadáveres a través de secretos pasadizos subterráneos y los enterraron bajo la arena blanca de la playa. De negro corazón era una mujer que utilizaba el poder del dinero para hacer su voluntad. De forma cruel torturaba a los esclavos con total impunidad, encerrándolos en la mazmorra situada en los sótanos de la mansión. Incluso ella misma salía a “cazarlos”, montada en su caballo, los traía encadenados, marcándolos con fuego como si fueran ganado. LEER HISTORIA COMPLETA AQUI

Página 25 de 25« Primera102122232425