Mitos

Mito del Nahual

Mito del Nahual

El Nahual es un ser mitológico de origen mexicano, que según las creencias de las culturas prehispánicas, corresponde al espíritu de un animal que se encarga de proteger y aconsejar a las personas desde su nacimiento a través de los sueños. Se creía también, que al entrar en contacto con este espíritu primitivo, los hombres podían usar su poder para curar a la gente.

Sin embargo el mito del nahual se fue acercando más hacia el lado negativo, debido a que algunos hechiceros mediante el uso de la magia y pactos con seres oscuros, adquirieron la habilidad para transformase en nahuales, utilizando este don de la metamorfosis para hacer el mal o asesinar personas.

El nahual dejaba su forma humana por un tiempo determinado, para adquirir la de un animal elegido. Algunos simplemente desaparecían y se encarnan en animal a voluntad. Otros se fragmentaban, desprendiéndose de una parte de su cuerpo, de ahí que la mejor forma para acabar con ellos fuera seguirlos y observar donde se transforman, para luego robarle la parte del cuerpo que dejaba atrás, así no podría volver a su forma original y moriría al amanecer. Dicen también que el cuerpo del brujo pude permanecer dormido en su casa, mientras su espíritu vaga en la figura de animal.

Posteriormente a los nahuales, se les culpó de las desapariciones de mujeres y niños, afirmando que se les raptaba para prácticas de brujería y satanismo. No eran necesarios mayores motivos para que la gente empezara a temerles, y que se asustara de cualquier animal que rondaba sus casas, creyendo que se trataba de un nahual, dirigido por algún hechicero para esparcir el mal.

En la actualidad, existen aún muchas regiones rurales en donde se cree firmemente en los nahuales y se toma precauciones para no toparse con ellos.