Historia de terror la mujer del tejado

historia de terror  mujer del tejadoCuando la noche amenazaba con caer, toda la gente de la calle “La esperanza” y sus cercanías realizaban un ritual difícil de entender para muchos, pues se auto proclamaron un toque de queda y antes de que el ultimo rayo de luz se fuera y las calles empezaran a llenarse de penumbras, ellos ya habían recogido a los pequeños de los patios, encerrado las mascotas en alguna habitación. También corrían las cortinas de las ventanas y aseguraban las puertas, negándose a recibir visitas más allá de las 7:30 de la noche.

El camino quedaba vacío, solo había transeúntes ajenos a la región, pero habiendo pasado una sola vez por ahí, bastaba para que no regresaran, pues distinguían en su andar, acechadoras siluetas entre luz y sombra, sus oídos se llenaban de murmullos inentendibles y su cuerpo se estremecía ante el contacto de una fuerza invisible y helada como el invierno.

De vez en cuando alguien se atrevía a mirar por alguna rendija, solo para quedar petrificado ante la visión de aquel espectro con forma femenina que caminaba por los tejados, dejando flotar su vaporosa silueta al ritmo del vendaval que ella misma traía consigo.

En su demacrado rostro no había más que pensar y dolor, corriendo por su fantasmal presencia haciéndola vibrar y saliendo por sus oscuras fauces como un grito lastimero que provocaba temor en todos aquellos que pudieran escucharlo.

La escandalera sobre las cabezas de las personas les inquietaba hasta el punto de volverse locos, mordían sus dedos, frotaban las manos, se jalaban el cabello, se santiguaban mil veces, pero el corazón no dejaba de latir tan rápido…

Al día siguiente, después de tal angustia, solo se encontraban en alguna acera, la mancha oscura que aquel espectro dejó, recreando el suicidio que una vez cometió y que hoy le obliga a penar hasta que aprenda su lección.

{ 0 comments… add one }

Deja un comentario