Historia de terror El diario de Jaimito

Me acababa de mudar a una nueva ciudad hacía un par de semanas y aún no encontraba casa. De momento estaba viviendo con unos familiares, pero esperaba pronto poder cambiarme a mi propio lugar pues nunca me ha gustado dar molestias.

Hablé con un agente de bienes raíces y él me enseñó varias propiedades que se adecuaban a mi presupuesto. No obstante, ninguna me convencía del todo pues le faltaban o le sobraban características que para mí eran indispensables.

Por ejemplo, vi una casa que tenía una piscina inmensa, pero casi nada de jardín. Otra que tenía un gran jardín, pero sólo dos habitaciones. En fin, seguí buscando hasta que un amigo del trabajo me recomendó a otra persona que estaba inmersa en el negocio de la venta de casas.

Ella escuchó lo que yo requería e inmediatamente me dijo:

– Tengo la casa perfecta para ti. Queda aproximadamente a 15 minutos de tu trabajo, sólo que deberás pagar $10,000 dólares más de lo presupuestado.

– ¿10,000? ¿ Por qué motivo?

– Lo que sucede es que la casa está totalmente amueblada y además la venden con todo y un automóvil que está aparcado en el garaje.

– ¿De verdad? Aquí hay gato encerrado. Dime por favor ¿cuál es el truco? Nadie estaría dispuesto a vender una casa con las características que me comentas a ese precio tan bajo.

– Bueno, este, lo que pasa es que…

– Cuéntame, no te quedes callada. Lo sabía hay algo que no me has contado.

– Es que si te lo digo vas a pensar que es una historia de terror y no quiero que creas eso, pues ante todo soy muy profesional en mi trabajo.

– Plática, a mí no hay nada que me espante.

Hace más de 30 años vivía en esa casa una familia de seis miembros. Los padres y cuatro hijos pequeños. Un día se metieron unos ladrones al domicilio y mataron a todos de una manera brutal.

La policía del Condado quedó horrorizada, sobre todo al ver que al pequeño Jaimito lo habían descuartizado.

Historia de terror El diario de Jaimito

Desde entonces el gobierno del estado ha intentado por todos los medios que esa casa se rente de nuevo. Algunos han ido a verla e inclusive han pernoctado ahí cerca de una semana, pero luego de ese tiempo todos me contactan y me piden que se les regrese el dinero de inmediato.

– Jajaja, conmigo no te pasara eso. La siguiente quincena firmamos el contrato.

Así lo hice y en cuanto tuve el título de propiedad me mudé a la casa. Los muebles estaban cubiertos con sábanas a fin de que no se llenaran de polvo.

Entre a la alcoba del pequeño Jaime y vi que bajo su cama había un libro con la pasta manchada de sangre.

El libro llevaba por título “Mi diario”. Lo abrí y me di cuenta de que en él sólo había dibujos. Las primeras páginas estaban llenas de esbozos de lo que parece hacer una familia feliz.

Sin embargo a medida de que iba avanzando, las imágenes se van tornando más y más violentas. Luego el número de miembros de la familia cambió y en vez de seis miembros había cuatro y luego tres.

La última página tenía un dibujo de un solo individuo pintado de rojo con una frase en la esquina superior derecha: Sigues tu Mario.

No volvía entrar esa casa, ya que mi nombre es precisamente el que Jaimito citaba en su diario.


Sigue disfrutando nuestras Historias de terror muy aterradoras y escalofriantes.
{ 7 comments… add one }
  • ALISSA

    Pufff… me parece una historias de esas que cuentan los niños pequeños para meterse miedo en noches de verano.

    Si la casa ha estado puesta en venta, no sé qué hacían las sábanas cubriendo los muebles, la misma agencia contrataría a una persona para mantener la casa a punto para cuando llegasen los posibles compradores. Máxime cuando se han cometido crímenes tan horribles, la limpieza debía de ser exhaustiva.

    Después de ese crimen… ¿se dejan un cuaderno debajo de una cama y encima cubierto de sangre? Eso debería estar en la caja de pruebas del laboratorio forense de la policía.

    Na… no me convence…

  • Norma diaz

    Leer trabajo informatica
    El cuadro del payaso

  • carlenis

    Me da miedo por que se trata de una casa donde habian matado a su familia

  • hola bon dia genttt

  • Alabert

    Son varias:
    El diablo que aparece en el calefón.
    No se juega a esas cosas de pedir deseos porque es malo.
    Un grupo de chicos no les gusto una casa y alguien les dijo que no pasen que les puede pasar algo malo,y se dieron la vuelta no fueron nunca mas.

    Habia una nenita que se aparecía en la pared,no sabemos quien es si alguien sabe algo comente.

  • Iris Silvana Merubia Guarachi

    Me parece una historia muy escalofriante pero buena

  • Iris Silvana Merubia Guarachi

    me gusto

Deja un comentario