Historia de terror el bolsillo de Augusto

Historia de terror el bolsillo de AugustoAugusto era un estudiante regular de una escuela preparatoria del pueblo donde vivía. Los que llegamos a tratarlo de manera más cercana, sabíamos que era un muchacho de buen carácter, aunque de vez en cuando su conducta variada radicalmente.

Poco después de haber entrado al segundo año, conoció a Carolina, una joven que se distinguía por ser la más popular de su salón. Yo mismo le aconsejé que no se acercará a ella, ya que él era muy propenso a sentir celos y a veces eso puede desencadenar en auténticas historias de terror.

Sin embargo, la relación afectiva entre los dos se dio sin mayores inconvenientes. Rápidamente en todos los salones se hablaba de lo “bonita” que era esa pareja.

No obstante, como sucede en la mayoría de las historias de amor juvenil, Augusto empezó a celar a Carolina prácticamente por cualquier cosa.

– ¿Por qué le hablas a ese? ¿Acaso me estás engañando con él? Etcétera. Cosas por el estilo se repetían día tras día.

Una mañana en la que él llegó temprano con el objetivo de sorprender a Carolina, pues otros de sus amigos le habían dicho que ella se veía escondidas en el laboratorio de biología con un muchacho de tercero, la encontró dándole un beso en la mejilla a Martín (su ex novio).

Obviamente Augusto no esperó ninguna explicación y explotó en cólera agarrando a la joven del brazo y diciéndole:

– Me acabas de matar Caro, despídete de mí porque jamás me volverás a ver. Pero eso sí, espera mi venganza pues te juro que será terrible.

Menos de una hora más tarde, Augusto subió al balcón más alto del edificio de preparatoria y sin pensarlo dos veces se arrojó al vacío. Su cuerpo quedó destrozado por el impacto. Uno de los profesores que se acercó a ver si todavía lo encontraba con vida, notó que de su bolsillo salía un papel ensangrentado.

El maestro quedó impactado al leer lo que la escueta nota tenía escrito:

– Vendré por ti Carolina.

No sé si fue cosa del destino, pero exactamente un mes después del fallecimiento de Augusto, Carolina murió apuñalada en su ducha. A pesar de eso, no se encontraron signos de que algún extraño hubiera entrado a su casa.


Sigue disfrutando nuestras Historias de terror muy aterradoras y escalofriantes.
{ 0 comments… add one }

Deja un comentario