HENRY: RETRATO DE UN ASESINO EN SERIE El director John McNaughton en su nuevo enfriador THE HARVEST

Nota del editor: esto se publicó originalmente para FANGORIA el 9 de abril de 2015 y estamos orgullosos de compartirlo como parte de Los archivos de Gingold.

Han pasado más de 30 años desde que John McNaughton salió de Chicago y entró en la historia del terror con su innovador Henry: retrato de un asesino en serie. Ahora está de vuelta con su primer proyecto de género desde su 2006. Maestros del terror stint: el enfriador doméstico La cosecha, de la que habla en esta entrevista exclusiva.

La cosecha cuenta con un par de actores poderosos con sus protagonistas: Samantha Morton y Michael Shannon, que interpretan a los padres de un niño llamado Andy (Charlie Tahan) que está postrado en cama por una enfermedad grave. Cuando una chica de su edad (interpretada por La posesiónNatasha Calis) se muda cerca, su incipiente amistad lleva a la revelación de terribles secretos dentro de las paredes de la casa. También presenta a Peter Fonda como el abuelo de Andy, La cosecha, con guión de Stephen Lancellotti, marca el regreso de McNaughton a los largometrajes después de una década y media. El director (con quien Fango habló después Cosechaestreno internacional en el festival Fantasia de Montreal) siguió Enrique con la saga alien-on-earth El prestatario, luego pasó al drama criminal oculto Vida normal, el vehículo de Robert De Niro / Bill Murray Mad Dog y Glory y el thriller sexy Cosas salvajes.

La cosecha es su primera función desde 2001 hablando de sexo. ¿Fue este un caso en el que no se te presentaron proyectos que te interesaran, o hubo películas que desarrollaste que nunca terminaron sucediendo?

Hubo numerosos proyectos que no funcionaron, y también parecía que el ciclo había terminado. Había estado trabajando con un grupo central de personas durante bastantes años, y uno de los más prominentes se suicidó, y eso llevó a que se disolviera. Y yo también estaba agotado. Hice numerosos programas piloto de televisión, pero no los recogieron, es como el árbol que cae en el bosque, ¿sabes? La gente en las redes los vio y las audiencias de prueba los vieron, y eso fue todo. De los cinco pilotos que hice, solo uno salió al aire, y duró siete episodios, así que eso fue todo. Fue llamado Push, Nevaday fue escrito por Ben Affleck y Sean Bailey. Conocí a Peter Fonda en uno de ellos, El libro, que fue un espectáculo muy bueno. Si se hubiera hecho cinco años después, con el cable convirtiéndose en lo que se ha convertido … La mayoría de esos programas se adelantaron a su tiempo.

Como lo hizo La cosecha vienes tu camino?

Mi agente me sintió el guión, lo leí y no estaba seguro de querer hacerlo. Necesitaba trabajo, así que dije: “No sé nada sobre este”. Y él dijo: “Bueno, en mi opinión, deberías leerlo de nuevo, porque creo que hay algo ahí”. Mi agente que tengo en este momento fue mi primer agente; era un niño corriendo por el café cuando hice Enrique, y él fue quien lo vio y me recomendó a su jefe, y se convirtió en parte del equipo de mi agencia en ese entonces. Lo conozco desde hace casi 30 años, así que volví a leer el guión y pensé: “Está bien, hay algo aquí, pero van a tener que enviarme al escritor y vamos a tener que trabajar en esto”. . “

Así que enviaron por correo a Stephen Lancellotti a Chicago por unos días y trabajamos en el guión, y continuamos trabajando en él en el set. Samantha y Michael dirían, “No estoy diciendo eso”, y luego dirían, “Oh, está bien, ¿qué estamos diciendo hoy?” [Laughs] Fue bastante intenso.

Hay una sensación de cuento de hadas para La cosechahistoria de; ¿Era parte del borrador original o algo que trajiste?

Eso fue algo que sentí cuando lo leí, así que comencé a leer las historias de los Grimm y descubrí que había grandes similitudes con “Hansel y Gretel”. Luego comencé a leer a un tipo llamado Bruno Bettelheim, y eso fue extremadamente influyente. Bettelheim tomó algunos de los más grandes cuentos de hadas clásicos y les dio cinco o seis páginas de análisis, ya que era analista, psiquiatra. Su análisis de “Hansel y Gretel” fue una especie de clave para colgar la película.

Es interesante que durante los primeros 40 minutos aproximadamente, La cosecha no juega como una película de terror, y no está filmada como tal. Es la historia de estos dos niños y cómo se hacen amigos, y de repente llegas al sótano y toma ese turno. ¿Fue intencional? ¿Filmó la primera sección de la audiencia de esa manera para deshacerse?

Oh, sí, eso es algo que me gusta hacer. Con guiones de suspenso, solía leer las primeras 10 páginas y las últimas cinco, y ahora leo las dos primeras y la última, y ​​normalmente sé cuál va a ser la última página desde la mitad de la primera página. recuerdo cuando Cosas salvajes Estaba sentado en la cama, y ​​lo estaba leyendo, “Está bien, aquí está este tipo al que están acusando de violación”, y bastante rápido, pensé que iba a ser, pobre chico, demanda falsa, mala su vida, mala su reputación, y al final descubriremos que no lo hizo. Hemos visto esa mierda antes, ¿sabes? Así que leí unas 20 páginas más y luego fui hasta el final para poder dormir un poco. Y una vez que lo leí, pensé: “¿Qué diablos pasó entre la página 25 y aquí? ¡No tengo ni idea!”.

Ese es uno de mis trucos favoritos: atraer a la audiencia y hacerles pensar que saben lo que está sucediendo, dejar que se sientan satisfechos con esa idea, y luego es como, “Oh, ¿tú ahora?” Además, lo que quería mucho hacer con esa primera mitad era conseguir una audiencia íntima con estos niños, porque son realmente, si los conocía, pero también en la pantalla, son niños muy agradables, así que quería que audiencia para vincularse con ellos, por lo que realmente se asustarían cuando la historia se vuelva del revés.

¿Cómo llegaron Samantha Morton y Michael Shannon al proyecto?

Bueno, Michael vino primero. Steve Jones, mi socio de producción con el que he trabajado durante años, conocía a Michael de Chicago, mejor que yo, sin duda, y lo había visto en Killer Joe y todas las cosas de la etapa inicial que había hecho. Así que sentimos a Michael el guión y aceptó hacer la película. Una vez que lo tuvimos, fue bastante fácil conseguir a Samantha, porque habían actuado juntos en el teatro años antes y tenían muchas ganas de volver a trabajar juntos. Una vez que tienes un buen actor, entonces la puerta se abre para que vengan otros también.

¿Cómo fue el proceso de desarrollar sus personajes con ellos? Samantha Morton, en particular, va a lugares bastante extremos.

Sabes, me gusta decir que cuanto mayor me hago y cuanto más dirijo, menos dirijo. Veo a directores jóvenes que tratan de microgestionar a los actores, y es un gran error. Contratas gente realmente buena y te mantienes fuera de su camino, ¿sabes? Nunca entras y dices: “Debes hacer esto”; usted habla sobre el subtexto que está transmitiendo y va y viene obteniendo las ideas que desea. Y a Samantha básicamente no le importa bien dirigido [laughs], y ella no lo necesita, así que me mantuve fuera de su camino. Estábamos en un calendario tan apretado que rara vez hicimos más de tres tomas de todos modos.

¿Hubo momentos en los que pensaste que se estaba volviendo demasiado loca y que había que controlarla?

Bueno, ella entró con sus armas cargadas y estaba lista para irse. En las escenas en las que tenía que volverse loca, ni siquiera querías estar cerca de ella; no fue agradable, déjame decirte. Fue como, “Oye, veamos hasta dónde puede llegar”. Quiero decir, es brillante y no se avergonzará, así que la dejamos ir. Hay mucha más locura en el piso de la sala de montaje.

tu disparaste La cosecha en película de 35 mm; ¿Estás buscando un estilo anticuado en esta era de cinematografía digital?

Bueno, eso era cuestión de que el financiero quisiera hacer un película, y fue por su insistencia. Recibí todo tipo de resistencia de los productores de Nueva York y los productores de línea sobre eso: “Esto es tan irresponsable”. Y fue como, “Oye, él es el hombre que está escribiendo el cheque y quiere pagar 35 mm. pregúntale a nuestro director de fotografía [Rachel Morrison] en lo que preferiría disparar “. Entrevistamos a muchos directores de fotografía y cada vez nos preguntaban: “¿En qué estás filmando? Te estás volviendo digital, ¿verdad?”. Y cuando decíamos “No, filma”, decían “¡Sí!” Cada uno de ellos.

¿Ves un hilo conductor entre tus películas de género, desde Enrique mediante El prestatario, Maestros del terror y ahora La cosecha?

No sé [laughs]; No tengo idea. ¡Alguien más tendría que decidir eso! No pienso en esos términos.