Destined for Darkness – Una carta para ti

Estimado Esser,

Te observo.

Durante la noche, durante el día … durante las horas de trabajo, durante el tiempo libre. Te miro todo el día, todos los días.

Suena aterrador, ¿verdad? Hay un extraño al azar acechando, mirando en tu vida. Mirando, sin unirse nunca.

Pero soy no un extraño al azar. No soy un canalla, mirando escandalosamente a personas que no me conciernen.

No no soy.

Soy … Bueno, soy familia.

O al menos lo estaba.

Crecí contigo. ¿No te acuerdas? Tu única hermana pequeña, tu mejor amiga. soy su.

Soy tuyo.

Pero no te acuerdas.

¿Por qué lo harías, cuando tu vida es tan perfecta sin mí? Cuando tus días sean infinitos y tu felicidad se filtre con la viscosidad de la alegría sin fin.

¿Por qué te molestarías en recordar?

No, es mejor que no lo hagas.

De todos modos, no es como si pudiera volver a casa pronto.

Hay … gente que me detendrá. Circunstancias más allá de tu- más allá mi control. No se detendrán ante nada que impida mi existencia. Mi memoria.

Después de todo, mientras me olviden, seré de ellos. Mientras no me recuerdes, soy de ellos. Mientras el mundo no sepa, mientras a ti no te importe, mientras yo no pueda volver a casa …

Yo soy de ellos.

Yo tengo el suyo desde que nos separamos.

¿Te acuerdas?

Era un día con una puesta de sol dorada y un aire fresco y fresco. Fue un día casi perfecto para correr, jugar.

I te convenció de que vinieras. Estabas un poco preocupado. Lo dijiste, en términos claros que me parecieron particularmente irreflexivos en ese momento (cuando ahora, me parecen llenos de cuidado, amor y preocupación, por me), que no querías salir. Que no deberíamos salir.

Entonces tenías un mal presentimiento.

Tus malos sentimientos, amor, siempre están en el punto. Diría que es una magia que pocos humanos tienen, y eso sería cierto. Excepto … bueno, no es momento de discutir eso.

¿Donde estaba?

Oh si. No quieres salir.

Todavía te convencí, por supuesto. Esa es mi magia. Persuasión.

¡Decir ah! No es que alguna vez pueda lograr persuadir ellos para dejarme volver a casa. Se las han arreglado bastante, ¿sabe? Para cuando incluso pensé en intentarlo, habían construido una resistencia, barreras contra mí.

Pero esa es una historia para otro día. Esa es una historia que podría compartir si alguna vez termino encontrándome de nuevo (incluso en la oscuridad / aunque no lo sepas / quiero conocerte incluso entonces / quiero conocerte ahora).

Por ahora, debería terminar la historia que comencé, o podría perder el valor de compartirla contigo.

Te convencí de que salieras ese día, y caminamos todo el camino hasta el parque al que se suponía que nunca debíamos acercarnos. Eso es lo que pasa con las frutas prohibidas, ¿no? La curiosidad, el deseo de averiguar por qué. “La fruta prohibida es la más jugosa de todas”.

Realmente, realmente no lo es.

Fuimos al parque sin saber por qué estaba prohibido y sin importarnos que lo estuviera. Después de todo, era hermoso, con árboles altos y sauces y niños sonrientes jugando.

Siempre había querido jugar con los demás, era uno de mis deseos más desesperados.

Pero nunca se nos permitió, al igual que nunca se nos permitió ir a ese parque.

Pero lo hicimos. Fuimos. Dimos un paso dentro de la puerta y todo cambió.

El parque, el verde, la luz …

Todo cambió.

Cambiaste.

Tus ojos sangraron de color negro y tus brazos empezaron a… a cambiar a algo que no pude reconocer. Tu cabello cayó en montones y montones hasta que ya no los tuviste, y unos cuernos ásperos y nudosos empezaron a asomar de tu piel, relucientes de rojo con tu sangre.

Dejaste caer mi mano, pero estaba demasiado asustado para que me importara.

Estabas cambiando, cambiando, convirtiéndote en …

Ni siquiera puedo decir la palabra.

I no di la palabra.

[Monster]

¿Por qué? ¿Por qué sucedió? ¿Por qué te volviste? ¡¿Por qué tuvimos que venir a este estúpido parque en primer lugar ?!

(Todo fue mi culpa. Siempre mi culpa).

Empezaste a caminar hacia los otros niños en el parque y me di cuenta, solo entonces, que eran como tú.

Y de pie detrás de ellos, envueltos en una luz dorada que era sal sobre mis heridas, estaban dos personas que no eran monstruos. Que eran normales.

… Como yo.

Pero eran mayores, más duros.

Eviller.

Traté de dar un paso atrás, fuera del parque (Dejándote, pero ¿qué más podía hacer?), pero fue en vano.

Había- había alguna cosa eso me detuvo. Magia. Quizás una barrera.

Y las dos personas me vieron. Me vieron y sonrieron, y por primera vez en mi vida (pero no la última … Nunca el último), sentí miedo.

Sentí que la emoción se alejaba de mi corazón y lentamente envenenaba mi sangre hasta que no pude moverme. Lenta pero segura, encontró su camino a mi mente, a mis piernas, a todo mi cuerpo.

No podía moverme y no podía decir una palabra.

… No te diré lo que pasó después. Que no es-

No es algo con lo que quiera hacerte daño. Talvez otro dia.

Alguna otra vida.

Podrías estar enojado conmigo. Quiero decir, tienes todo el derecho a serlo. Con todo lo que hice ¿Todo lo que sigo haciendo?

La verdad es que eras mi conciencia. Eras mi atadura. Mi moral. Mi ética.

Eras mi hermana mayor y te extraño mucho, mucho.

Pero no puedo volver a casa.

Si lo hago, todo Lo que he hecho será en vano. Empezarás a recordar lo que te pasó. Por qué te pasó a ti. Empezarás a recordar el horror de convertirte en algo que escapa a tu control. Recordarás el horror de lo que has hecho. Me recordarás, pero no lo harás.

Me recordarás, solo para volver a eso, esa forma que solo puede sobrevivir allí. En ese estúpido, estúpido parque. Esa estúpida dimensión.

Ese estupido…

Cambiarás y no recordarás nada de esa manera, entonces, ¿cuál es el punto?

¿Por qué estoy escribiendo esto, Esser? Nunca lo vas a leer porque si no, vendrás a buscarme. Y no podemos tener eso. Ellos no puedo tener eso.

Puede que sea tuyo, pero en realidad no lo soy porque ellos lo serán siempre mírame, llévame a donde estás y muéstrame que soy de ellos.

Yo siempre seré de ellos.

… Adiós, Esser, y lamento no poder volver a casa.

Firmado

Tu hermana pequeña.